DERECHOS DE LA NATURALEZA Y BIOCENTRISMO

DERECHOS DE LA NATURALEZA Y BIOCENTRISMO

En estas semanas se está concretando la publicación de mi libro “Derechos de la Naturaleza”. Es una defensa de una perspectiva biocéntrica frente a la Naturaleza, y desde la cual, se hace necesario reformular unos cuantos conceptos, desde el de ciudadanía al de justicia.

En agosto vio la luz la edición del libro para Bolivia, a cargo de la editorial PLURAL, y que, en lugar de una clásica mesa redonda de presentación, fue discutida en un ameno taller en La Paz. En setiembre se publica la versión para Perú, gracias al apoyo del Programa de Democracia y Transformación Global, CooperAcción y RedGE. Tendremos un taller y una mesa redonda para discutir el asunto. Está en su fase final la versión para Colombia, a cargo de la editorial del Jardín Botánico de Bogotá, José Celestino Munis. Finalmente, estoy muy optimista sobre una edición para el cono sur, que será publicada seguramente en Buenos Aires.

El libro retoma varios temas tratados en una obra anterior, más breve, y específicamente enfocada en el caso ecuatoriano, como primer país donde se reconocieron esos derechos en su constitución. En este nuevo texto se amplían los temas tratados, se agregan unos cuantos (especialmente una discusión sobre el papel de la biología de la conservación), y se discuten las implicancias de los derechos de la Naturaleza en varios dimensiones.

El libro se inicia con un prólogo de Alberto Acosta. Ese es un extra de enorme relevancia, ya que Alberto fue el presidente de la Asamblea Constituyente en Ecuador cuando se discutieron y aprobaron los derechos de la Naturaleza. Tengo una deuda de gratitud por este aporte de Alberto para el libro.

El resto del ttn_DerechosNaturalezaPresentaLaPazAgo14Bexto está organizado en 13 capítulos. En los primeros se rescatan algunos hitos en la historia reciente de la ética ambiental, hasta desembocar en las ideas contemporáneas sobre los valores propios de la Naturaleza. Se distinguen, por ejemplo, entre las posturas biocéntricas y ecocéntricas, se discuten los distintos aportes de variados autores, y sus implicancias en el debate ambiental. A lo largo de toda la obra se insiste en separar por un lado las perspectivas antropocéntricas, que descansan en un utilitarismo manipulador del ambiente, frente a las biocéntricas.

En un paso siguiente, se explica que al reconocerse valores intrínsecos en los seres vivos y el ambiente, la consecuencia inmediata es entender a la Naturaleza como sujeto de derechos. Es un cambio sustancial, y que, como se analiza en detalle en el capítulo 4, se concretó en la nueva constitución de Ecuador. Como complemento se describen los principales hechos envueltos en ese giro biocéntrico, y se lo compara con lo que ocurre en las naciones vecinas.

Los capítulos siguientes analizan las implicaciones de reconocer valores propios en la Naturaleza en varias dimensiones. Se comienza por analizar cómo caracterizar el sujeto de esos derechos, repasando los entendidos sobre Naturaleza, ambiente, ecosistema y Pachamama (capítulo 6). En este capítulo, como en otros, se presenta el aporte de los saberes y sentires de los pueblos indígenas. Eso hace que un biocentrismo latinoamericano necesariamente deba ser multicultural.

También se consideran las implicaciones de una Naturaleza con derechos para las políticas, estrategias y la gestión ambiental (capítulo 7). En estos y los demás capítulos, siempre que fue posible, se intercalaron ejemplos latinoamericanos.

Dando un paso más, así como se promueve una justicia ambiental enfocada en los derechos a un ambiente sano y la calidad de vida, debe promoverse en paralelo una justicia ecológica específica del sujeto Naturaleza. Esta cuestión se considera en el capítulo 8, desde las diversas fundamentaciones que la sostienen.

En el capítulo 9 se aborda el tema de la ciudadanía. Se señala que el reconocimiento de una Naturaleza con derechos también obliga a reajustar las ideas convencionales de ciudadanía, entendida desde el ejercicio de derechos políticos y sociales.

Considerando estos temas, en el capítulo 10 se discuten algunas experiencias recientes, donde se ha avanzado en el reconocimiento de los derechos de la Naturaleza, aunque enseguida aparecieron resistencias, que llevaron a retrocesos. En particular se considera el caso de la moratoria de explotar el petróleo en la región de Yasuní, en la Amazonia de Ecuador. En ese caso convergen los problemas reales y concretos en lidiar con los derechos de la Naturaleza.

Dando un paso más, el capítulo 11 discute las implicaciones del biocentrismo para el debate sobre el desarrollo. Entiende que no todas las corrientes de la sustentabilidad son compatibles con los derechos de la Naturaleza, y subraya el aporte del desarrollo sostenible superfuerte.

Me parece apropiado apuntar aquí el problema creciente de la diseminación y expansión de la idea de posibles compensaciones económicas para lidiar con los problemas ambientales. Eso se está volviendo cada vez más frecuente, pero es obvio que una indemnización monetaria no implica respetar los derechos de la Naturaleza.

tn_TallerDerechosNaturalezaLaPazAgo14aEl capítulo 13 lidia con una cuestión urticante: el paulatino abandono de la conservación de sus iniciales compromisos con los valores intrínsecos en la Naturaleza. En esta sección se cuestiona las posturas recientes de una buena parte de la biología de la conservación, tales como aceptar las extinciones, su búsqueda de soluciones mercantiles, y sus lazos con el mundo corporativo.

(Foto del taller de discusión en La Paz, Bolivia).

El último capítulo ofrece un panorama general. Insiste en los desafíos de una ética ambiental comprometida con los derechos de la Naturaleza desde América Latina. Reconozco que la tarea no es sencilla, y por cierto que hay muchas cuestiones para mejorar y pulir en estas argumentaciones. Ante eso recuerdo que la propia construcción de la idea de los derechos de los humanos fue un proceso paulatino, con sus avances y retrocesos, con aprendizajes, y que por cierto, todavía no se ha completado. Estoy convencido que vivimos momentos históricos en poder ser testigos del nacimiento de los derechos de la Naturaleza.

.
TALLER EN LIMA: El taller sobre el libro tendrá lugar el jueves 11 de setiembre, desde las 17:30 hrs. Mas información en breve en www.redge.org.pe
Informaciones adicionales al teléfono 461-2223.

.

EDICION BOLIVIA: Disponible con editorial Plural, con distribución en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

 

2 Comentarios en "DERECHOS DE LA NATURALEZA Y BIOCENTRISMO"

  1. vladimir velázquez moreira  30/08/2014 at 12:04

    Felicitaciones. Desde Paraguay, constatamos que el ambientalismo (sus aportes) cayó en el refuerzo del modelo económico, antes que contribuir a su reformulación. Lo más preocupante es que el tema cultural, que ahora está en debate buscando su inserción como factor de sustentabilidad, parece correr la misma suerte.
    Saludos. Vladimir

  2. Maira  02/09/2014 at 03:19

    ¿Alguna idea si habrá edición en México próximamente? O
    en su defecto, sucursales con textos de estas editoriales peruanas, bolivianas o colombianas en México. ¡¡Muchas gracias!!

Comments are closed.