NUEVA MINISTRA DEL AMBIENTE EN BOLIVIA

NUEVA MINISTRA DEL AMBIENTE EN BOLIVIA

El presidente Evo Morales nombró como nueva ministra de Medio Ambiente y Agua, a María Esther Udaeta. La nueva ministra asumió el pasado 25 de enero, tomando una secretaría de reciente creación, ya que antes los temas ambientales se encontraban en la secretaría de desarrollo rural y agropecuaria. Llega en el medio de fuertes presiones para liberalizar diversos emprendimientos de alto impacto ambiental, especialmente mineros y petroleros.

Udaeta tn_MAUdaetaes licenciada en sociología, con maestría en desarrollo rural. Participó de algunas ONGs, especialmente actuando en temas relacionados con el agua y con la Amazonia, y fue integrante del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado CIPCA. Le conocí en el año 2007, cuando se desempeñaba como senadora, ya que participó en uno de los encuentro sobre bioregionalismo convocados por LIDEMA y CLAES en La Paz, ofreciendo una ponencia en defensa del parlamento amazónico.

La nueva ministra, días más tarde, ratificó en sus cargos a los tres viceministros con que cuenta esa secretaría de estado. Los confirmados fueron Juan Pablo Ramos como viceministro de Medio Ambiente, Biodiversidad y Cambios Climáticos, Carlos Ortuño en Recursos Hídricos y Riego, y Felipe Quispe en Agua Potable y Saneamiento Básico.

Mientras que en otros ministerios se registraron varios cambios, en el de Medio Ambiente y Agua permanecieron los viceministros, que provienen de la anterior gestión ministerial. En declaraciones a la prensa, la nueva ministra indicó “Queremos enfatizar que el Ministerio de Medio Ambiente y Agua dará continuidad a todo el trabajo que se ha desarrollado durante la gestión pasada. Creo que es fundamental, yo he recibido un Ministerio ordenado y mi función es dar continuidad al trabajo”.

Existen muchas controversias alrededor del desempeño del ministerio de Medio Ambiente y Agua, y en especial alrededor de los permisos ambientales que se otorgan para emprendmientos mineros y petroleros, y el nivel de efectividad en el control ambiental. Al tiempo de estos cambios en las autoridades, se generaba una controversia por las declaraciones de prensa de algunas autoridades nacionales contrarias a las protestas ambientales y el uso de las vías de consulta y participación ciudadana desde las comunidades locales. Esto coloca sobre ese ministerio una redoblada presión, en tanto otros sectores del propio gobierno empujan por liberar distintos proyectos más allá de sus altos impactos ambientales. Una tensión que se repite en muchos países.

Deja un comentario

Tu email no se publica.